viernes, 19 de julio de 2019

Nada es para siempre



*Nada es para siempre. Pero siempre se queda en el corazón. Hay momentos hermosos, quizás sean un punto en nuestra vida, pero dejan una marca.
Con amor para ti, cariño.

Nada es para siempre

El reloj de arena en el que viven se transforma cada segundo. Los granos son contados y atesorados. Inevitable es el destino. No se detiene. Fluye, tranquilo. 
Los amantes se analizan, buscan en cada rincón de sus ojos, sus manos, su voz. Un detalle. Uno en particular. El sonido que él hace al hablar. Los lunares que ella oculta una vez más. 
En un abrazo sus almas se funden, observan desde el exterior el destino que saben llegará. 
Quizás anhelan, en secreto, aparecer en otro reloj, esta vez sin transformación. Un reloj que detenga el tiempo y que de una vez por todas cancele esa frase: nada es para siempre, amor.

lunes, 15 de abril de 2019

No creas que es fácil. No te odio. Pero necesito sanar. Necesito curarme de ti. Es mejor que quererte con dolor.

domingo, 14 de abril de 2019

Juntos de la mano

Una mano sobre la otra. El viento choca en nuestros rostros. Nos encontramos con los ojos cerrados sin saber cómo llegamos a la cima.
La montaña es muy alta y no vemos el camino de regreso. Nos sentamos a observar. Vemos nuestros momentos cruzar frente a nosotros. Algunos nos ciegan, otros se ven comunes.
Muchas personas nos vigilan en las laderas de un lago. Sus ojos son acusadores y no entendemos la razón.
Pasa un buen tiempo, no sabemos cuanto pero notamos que nuestro cabello crece y la primera razón aparece. La primera razón de aquellas miradas.
Palabras a escondidas, distancias inalcanzables y duros lanzamientos al final.
Nos miramos y una lágrima cae por nuestras mejillas. Una mano suelta a la otra. Decidimos ponernos de pie.
Tú hacia el norte, yo hacia el sur.

martes, 9 de abril de 2019

Días y noches

Existen días en que solo recuerdo las palabras que me lanzabas, esas que cortan hasta lo más profundo. Pienso en esos días en que sentía que hablaba con otra persona, no el hombre tierno que conocí.
Y otros días, mas bien noches, como hoy en que solo recuerdo los momentos dulces  Cuando te decía cariño y tú me decías cielo. Momentos en que mi cuerpo vibraba con solo ver tus ojos. En que el deseo se robaba cada uno de mis sentidos y todo dejaba de existir. 
Y tengo miedo. Miedo de volcer a verte, y esta vez frente a frente. 
¿Cómo podría aguantarme el correr hasta tus brazos y tus labios? 

miércoles, 27 de marzo de 2019

Algo que no es mío

Cuando hablo sobre lo nuestro se siente extraño. 
Siento que todo lo que vivimos nunca  existió. 
Es como hablar de la historia de otra persona/anosrep. 
Es como hablar de la historia de un libro o una película. 
Es hablar de algo que NO es mío. 
De algo que nunca fue y que solo me inventé.
Una fantasía, porque nunca fuiste mío.

Y un día, cuando desees, te buscarás en mis recuerdos, en mi           corazón,          pero ya no estarás
Un día ocurrirá. 
Un día las dudas se e s f u m a r á n completamente o ya no me importarán. 
Solo                me               alejo           poco           a           poco. 
Me voy de cada lugar de ti, sin dejar estela, sin dejar una huella.......................... 
Desaparezco y tú d e s a p a r e c e s de mí. 
Ya no te escribo, ya no te veo, ya no te escucho. 
Es ahora, solo ahora, que hablo de ti. 
Hablo de ti para exprimirte de mí. 
Hablo de ti para estrujar mi corazón y mi memoria de lo que fuiste para                                mí.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Etapa 2

Comenzó la segunda etapa. ¿Que cómo lo noté? Hoy vi tu rostro y mi estómago tembló. La razón del temblor esta vez fue diferente. Rabia rugía en mi interior. Al principio no lograba reaccionar a tus palabras duras y cortantes. Al principio, aún nos imaginaba volviendo, mas hoy te entierro entre cenizas.
Si te tuviera frente a mí no te escaparías de todos mis monstruos. Ellos se deshacen de ti en mi mente, donde aún habitas.
Aléjate de mí y de esta etapa que corroe, que mancha los recuerdos y elimina tus virtudes.
Vete y quizás en la siguiente etapa no quiera asesinarte.

Etapa 1

Duele como nunca nada ha dolido antes.
Me dueles en los dedos,
me dueles en la tráquea,
me dueles en las pupilas, 
me dueles en las cejas,
me dueles en los dientes, 
me dueles en las rodillas,
me dueles en los recuerdos que tengo de ti,
de yo siendo contigo,
de nosotros.
¿Realmente sucedió?